Jul 15 2016

El Perdón

No podemos andar por la vida plenos y felices si no hemos vaciado nuestro morral cargado de rabia, odio, resentimiento y dolor. Cuando perdonamos y pedimos perdón, entendemos que todo lo que ha sucedido en nuestra vida forma parte de un plan perfecto. Te invito a que practiques el ho’oponopono y camines ligero de equipaje.

 

Nadie tiene la verdad absoluta. Esa VERDAD es en realidad la sumatoria de todos los puntos de vista juntos, sean de acuerdo a tu perspectiva o, al contrario de tu forma de pensar. Todo lo que ocurre tiene el fin último que es un aprendizaje en nuestro camino evolutivo. El Perdón es una posibilidad para soltar esa pesada carga y seguir tu camino. Darte cuenta que lo que ocurre siempre es para tu bien, a pesar que en ese momento no lo veas.

 

Como decía Laurence Steme “Solamente aquellos espíritus verdaderamente valerosos saben la manera de perdonar. Un ser vil no perdona nunca porque no está en su naturaleza.” La capacidad de perdonar es un reflejo de tu ser interior, de la luz que hay en ti. Hoy te invito a que descubras esa gran Luz que está dentro de ti y le des cabida al Perdón!

 

Cuando pensamos en el Perdón, siempre lo hacemos desde la perspectiva de una tercera persona. Todos tenemos “culpas” internas por actos cometidos en el pasado, probablemente por conductas aprendidas o por cánones de la sociedad. Déjate fluir, suelta, Perdónate!.

 

Échale bolas a perdonar, vale la pena…

Share Post